EL PAIS. El derecho al aborto en México: una victoria progresista

10 SEP

Comentamos hoy este editorial de El País, en su línea perfectamente reconocible de Nueva Izquierda.

Comenta el diario madrileño que las feministas han luchado por el reconocimiento del derecho al aborto, sino para toda una sociedad que desde hoy puede presumir de ser más justa.

No acertamos a ver la justicia en desproteger a un niño inocente que se está desarrollando en el vientre de su madre, ni tampoco en qué basan la afirmación de que el aborto es un "derecho". ¿Matar es un derecho? ¿Desde cuándo? Información falsa

Junto al derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, los jueces reconocen la obligación del Estado a garantizar el aborto como parte de la sanidad pública y la necesidad de acabar con la criminalización y persecución de quienes optan por interrumpir el embarazo.

El cuerpo del niño no nacido no es el cuerpo de su madre. Ambos tienen diferente ADN, corazones con latidos diferentes, a veces sexo diferente. Nadie con los mínimo conocimientos médicos puede afirmar que un feto es parte del cuerpo de la madre. Información falsa

La Sanidad Pública está para defender la vida y curar las enfermedades de la población, no para dar muerte a personas inocentes. Información falsa reincidente La persecución de los crímenes, por ejemplo, de la violencia machista, implacable, no parece nada coherente con la permisividad ante el crimen del aborto. Flagrante contradicción

Y el eufemismo de "interrumpir el embarazo" por asesinar al propio hijo, parece querer convencer al lector de que la interrupción es momentánea... No, no se trata de ninguna interrupción. Es un asesinato. Se siega la vida de ese ser humano en formación. Información falsa Verbo o expresión emocional

...Una amenaza que, como ha señalado el propio presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, recae casi siempre sobre las mujeres más pobres y marginadas. No son palabras menores en un país donde cada año se practican casi un millón de abortos clandestinos, un tercio de los cuales derivan en complicaciones que requieren atención médica urgente.

El hecho de que existan un millón de crímenes contra niños no nacidos sólo revela la rampante corrupción existente en Méjico, donde, además, se asesina a un número elevadísimo de personas adultas como consecuencia de reyertas, asesinatos por causa del comercio de la droga, extorsiones y secuestros. Estos abortos son un suma y sigue, y lejos de resolver nada, agravan el penoso panorama del país en la defensa de la vida.

Aunque hay territorios, con la Ciudad de México a la cabeza, donde el aborto es legal, todavía quedan amplías zonas en las que imperan los horrores de la clandestinidad.

Lamentable comparación entre el horror de un millón de niños asesinados impunemente ante el horror de la clandestinidad de un hecho que no es "obligatorio" para nadie. Nadie está obligado a abortar a menos que exista una presión insoportable de familia, allegados, pareja (principales culpables de estos crímenes), o que el Estado utilice eufemismos y mentiras para quitar importancia al hecho de matar al propio hijo, a las secuelas psicológicas y médicas en las madres y al daño que se hace a la sociedad.

Poner fin a esta inadmisible sangría,
Es lo contrario. Aumentar la sangría pero de inocentes. Información falsa

...reconocer la responsabilidad del Estado
El Estado se está ausentando de su obligación de defender la vida como valor fundamental. Está faltando a su responsabilidad. Información falsa

...y solidificar el derecho a decidir sobre el propio cuerpo
Reincidencia en confundir el cuerpo en desarrollo de un niño con el de su madre. Esta especie de medicina de mitos es inaceptable en un medio de comunicación que se considere digno de tal nombre. La burla constante a los hechos médicos y científicos es un continuo en este diario. Información falsa

son triunfos de un México progresista. Un país en el que, más allá de los prejuicios, late una sociedad solidaria y moderna, con una Suprema Corte que ha demostrado estar a su altura.
Si el progreso es esto, maldito progreso. La Corte Suprema ha sucumbido a las presiones internacionales y del negocio del aborto. Adjetivo opinativo

Toca que el Gobierno y los congresistas también lo estén. El daño de no lograrlo sería demasiado alto.


Resumen: Esta defensa de El País ante el crimen de aborto sólo demuestra dos posibles causas: la defensa ciega de las campañas de la izquierda en todo el mundo y el globalismo que intenta parar el crecimiento de la población, o la ignorancia más supina de los hechos más obvios de la medicina. 

Nuestra puntuación no puede ser más baja.



Penalizaciones: 65


Otros artículos


Ciudadano Crítico