INFOLIBRE: Una mujer que rezaba el rosario me cogió del brazo para decirme que no abortara

12 NOV

Analizamos forma y contenido de esta noticia de Infolibre publicada el 11 de noviembre de 2021.

La noticia se encuadra en una serie de artículos y noticias de este medio claramente posicionadas a favor del aborto. Al lector que se quiera informar del problema del aborto, lejos de darle luz u ofrecerle una visión imparcial, le reafirmará en una supuesta postura abortista que, suponemos, es el público lector de Infolibre.

Para no resultar pesados no vamos a repasar todas las típicas estratagemas de la periodista (Sabela Rodríguez), ya utilizadas de forma recurrente en otros artículos similares y que se pueden leer en otros análisis de CC. Simplemente nos enfocaremos en las más obvias.

Andrea (nombre ficticio) relata cómo fue abordada a las puertas de una clínica de interrupción del embarazo. Aunque ella no iba a abortar, una mujer se interpuso para tratar de disuadirla en base a proclamas ultracatólicas Adjetivo opinativo e improcedente .

S.R. (Sabela Rodríguez) elabora un supuesto reportaje sobre las mujeres que son abordadas en la puerta de las clínicas abortistas y para ello, curiosamente, elige a una (sólo a una) que no iba a abortar. ¿No habría sido más lógico y más completo buscar la opinión de varios casos de mujeres que fueron a abortar, incluyendo al menos uno de las que han sido felizmente "rescatadas" por los grupos Provida y que hasta en redes agradecen su labor? Esta es la primera y más importante decisión manipuladora de la periodista, una cuestión básica que todo periodista sabe o debería saber. Fuentes de información con sesgo sospechoso Ocultación de datos fundamentales para entender el problema

Por supuesto, encontramos el término "ultracatólico" como aderezo emocional negativo y peyorativo, tratando de desprestigiar la acción de los provida sin dar ningún argumento real de por qué eso es ultra. Lo ultra siempre es rechazable, una noción básica de opinión pública. En algún momento este y otros medios que hacen un uso tan apabullante de estos términos deberían aclarar los "parámetros" que usan para aplicarlos. Encontraremos este "apoyo emocional" del discurso más de diez veces en el texto.

La derecha y la ultraderecha defienden que se trata prácticamente de una labor pedagógica. Que los grupos que se concentran frente a las clínicas de interrupción del embarazo lo hacen de forma pacífica y siempre con el propósito de "informar" y "atender" a las mujeres. Ellas, las mujeres que acuden a las puertas de los centros, no opinan lo mismo.

Al describir la acción pacífica de los grupos provida (es decir, que se informa y atiende a las mujeres) lo remite a una opinión de la derecha y la ultraderecha, a las declaraciones de los líderes de los partidos que según ella representan esas opciones políticas. Algo que la periodista podría comprobar por sí misma (yendo frente a un abortorio) prefiere no hacerlo y ponerlo en boca de una corriente ideológica (la derecha y la ultra derecha) a sabiendas de que para el público lector de InfoLibre este detalle invalida y desacredita emocionalmente este dato. Verbo o expresión emocional

Veremos, sin embargo, cómo para describir la otra "versión" la pone en boca de una mujer (anónima), supuestamente desligada de discursos partidistas. Lo hace para que el lector la preste más credibilidad a ésta versión que a las otras.

Para rematar, toma la opinión de la persona que ella ha elegido en el reportaje y lo asimila a la opinión de todas las mujeres que acuden a los abortorios Generalización . Esto a pesar de que S.R. ha preferido no preguntar a otras mujeres. Luego veremos en qué otro dato se apoya para hacer esta afirmación.

Cuando Andrea (nombre ficticio) se dirigió a la clínica Iris, esperaba cruzar las puertas del centro para someterse a un chequeo rutinario, sin mayores trabas. Lo que se encontró fue, sin embargo, a una mujer que decidió abordarla para aplacar una supuesta decisión de abortar que en realidad no existía. "Una mujer que rezaba el rosario en medio de la calle me cogió del brazo y me dijo: «No lo hagas, yo te puedo ayudar, tenemos ropa, tenemos dinero, tenemos abogados»".

En las campañas de 40 Días por la Vida está expresamente prohibido abordar o dirigirse a las mujeres que acuden al abortorio y sus voluntarios deben aceptar estas normas. Sólo si la mujer decide acercarse, se puede entablar conversación. Aquí se mete a todos los grupos en el mismo saco Ocultación de datos fundamentales para entender el problema . CC ha podido saber que en algunas ocasiones hay personas que por su cuenta y riesgo deciden hablar con las mujeres o les entregan folletos con información sobre las fases del embarazo o fotos. Son minoritarias, puntuales, y la periodista debería saberlo, pero no lo ha investigado Generalización . Luego están los rescatadores de Ambulancia Vida, cuyo método está muy pautado y es mucho más proactivo que el de 40 Días. Ellos sí abordan a las mujeres sin ser invitados y las ofrecen, en efecto, información, apoyo, etc con la evidente intención de que no aborten. Y que no aborten, recordemos, significa dejar vivir a una persona en gestación, no una simple decisión personal sin importancia. Este hecho, por supuesto, es obviado en todo el reportaje como si no fuese un hecho científico y médico.

Dicho esto, la frase de la mujer no es creíble bajo nuestra óptica, pero es la palabra de la mujer elegida por la periodista. Fuentes de información con sesgo sospechoso

Cuando Andrea pudo reaccionar para pedir explicaciones, aquella mujer le respondió con claridad: "No abortes".

Esta expresión quiere trasladarnos una especie de "violencia" hacia Andrea, puesto que la cuesta reaccionar unos momentos.

Es una de las personas que de manera sistemática decide instalarse frente a
las clínicas para evitar que las mujeres que acuden a ellas ejerzan el derecho a interrumpir su embarazo.

Hay varias maneras de contar las cosas. Se puede decir "evitar que ejerzan un derecho", que suena invasivo y hasta dictatorial, o se puede decir, evitar que tomen una decisión precipitada sobre su vida y la de su hijo, a pesar de tener el permiso legal del Estado para hacerlo. En cualquier caso estas personas o los grupos provida no tienen capacidad para evitar de manera absoluta el "ejercicio de un derecho". Las mujeres que van a abortar sólo necesitan decir "no, no me interesa, déjeme en paz" para que les dejen el paso libre y entrar a la clínica. La simple expresión de la voluntad no parece un "impedimento" para el ejercicio de tal "derecho". No lo es, desde luego, según la Ley de Libertad Sexual, con el "No es No". Media verdad Información incorrecta

(...) los grupos ultracatólicos Adjetivo agresivo se concentran para rezar, repartir folletos con mensajes sesgados Información inconsistente e incluso exponer bebés de juguete. La diputada ultra Adjetivo agresivo de la Asamblea de Madrid Gádor Joya ha participado en este tipo de prácticas, ofreciendo ecografías a las mujeres para tratar de disuadirlas.

Los mensajes que se incluyen en los folletos no están sesgados, y en cualquier caso no se muestra demostración de tal sesgo. La foto de un feto de x semanas no es sesgo, aunque desde luego, sí puede provocar un efecto emocional. No deja de ser una realidad que se oculta sistemáticamente en las clínicas abortivas, no mostrando las ecografías o en ocasiones confundiendo a la mujer respecto de lo que allí aparece ("no es nada", "no siente nada", "es un coágulo de sangre", etc.).

De nuevo varios "ultra" para ayudarse emocionalmente con la simpatía del lector y la animadversión de sus creencias.

Andrea no había acudido a la clínica para interrumpir ningún embarazo, pero se puso en la piel de las mujeres que sí asistían al centro con ese fin.

¿Cómo suponemos que una mujer que no va a abortar va a poder ponerse en la piel de alguien en esa situación? ¿Por qué la periodista ha tomado la decisión de no preguntar a una verdadera afectada por el problema?

Así que decidió interponer una denuncia para evitar que aquello le sucediera a otras. No hubo insultos, ni amenazas, mucho menos agresiones, pero sí se generó una situación "muy violenta" Adjetivo opinativo que otras mujeres difícilmente habrían soportado.

Aquí vemos la falta de fundamento de la posición que se describe de Andrea. Interpone una denuncia por una situación que ella, subjetivamente, considera violenta y que objetivamente no deja de ser una interacción muy simple con una persona por la calle, sin agresión, sin violencia. Esta supuesta justicia de los ofendidos por cualquier cosa y de lo subjetivo, por desgracia, puebla los medios y las declaraciones de una manera muy preocupante. 

No se nos aclara qué les sucedería a las mujeres que no hubieran "soportado" que una mujer en la puerta de una clínica les dijera "No abortes". ¿Habrían tenido un colapso nervioso? ¿Un ataque al corazón? Información inconsistente

Andrea, relata en conversación con este diario, tuvo que permanecer hasta tres horas en la comisaría. Los agentes insistían en que aquello que quería denunciar no era delito. "Al final pusieron la denuncia de malas maneras, pero más tarde supe que el juzgado nunca la había recibido", comenta la mujer. La explicación fue que, al no haber identificado al autor de los hechos, la denuncia no se podía tramitar.

Trata S.R. de invitarnos a la victimización de una persona que va a una comisaría pretendiendo denunciar un hecho que no es delito ni falta y que se basa en una percepción subjetiva. Y se intenta pintar a unos agentes de Policía que hacen su trabajo a desgana.

Andrea se pregunta cómo habría afrontado aquella situación si realmente hubiera acudido al centro para abortar. "Yo no tenía ningún tipo de secuela psicológica Exageración , pero una mujer que va a abortar no se plantea poner una denuncia", clama. La escasez de "pronunciamientos judiciales o administrativos" es precisamente uno de los argumentos de la extrema derecha: si no hay denuncias, el problema es en realidad ficticio. Los obstáculos –psicológicos y administrativos– a la hora de dar la voz de alarma explican, en parte, el problema de la infradenuncia. Información inconsistente

De nuevo aparece el intento de victimizar al personaje de Andrea, presuponiendo que la escena que acaba de relatarnos va a producir en "cualquier mujer" una secuela psicológica. ¿En serio hablar con una mujer que le da un folleto puede ocasionar una secuela pscicológica? De nuevo nos encontramos otra versión de "ultra" (extrema derecha) y la insistencia de que la no denuncia del no-problema que nos acaba de relatar causan un fenómeno de infradenuncia.

(...) la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI) concluyó que un 89% de las mujeres entrevistadas se siente acosada y un 66,67% amenazada por la presencia de estos grupos. El 95,67% defendió entonces que este tipo de concentraciones deberían estar prohibidas. Las mujeres entrevistadas por la asociación dieron cuenta de los efectos sobre su salud: "He querido llorar y marcharme a casa. Entré en la clínica con un ataque de histeria que no se me pasó hasta que no hablé con el personal".

La credibilidad que puede tener una "encuesta" de la patronal de las clínicas abortistas es, a nuestro juicio, baja o nula. El interés de parte de ese supuesto sondeo es evidente, puesto que de la desaparición de los grupos provida depende una parte de su lucrativo negocio (entre 400 y 1.500 euros por aborto realizado). Fuentes de información con sesgo sospechoso

Más que informar y atender, Sonia Lamas, psicóloga en la clínica Dator y portavoz de ACAI Madrid, cree que "lo que hacen estos grupos es mentir a las mujeres". Información inconsistente

Curiosamente los grupos provida dicen lo mismo de las clínicas, pero hay una diferencia fundamental. Las clínicas tienen un motivo claro para sesgar (su beneficio millonario) mientras que los grupos provida no ganan nada por evitar un aborto Fuentes de información con sesgo sospechoso . Nadie se lleva dinero por ello. Al revés, los grupos provida y las asociaciones como Red Madre tienen que hacer frente a costosos programas de apoyo a embarazos de personas en situaciones de vulnerabilidad o presionadas por su entorno, que son sufragados gracias a donaciones privadas de sus socios.

Desde su ventana, la profesional ha podido observar cómo estos grupos "entregan panfletos en los que se llega a decir que si las mujeres abortan se van a suicidar o a tener cáncer". A su juicio, la única labor que realizan es la de "desinformar, acosar y ocupar el espacio personal de una mujer que va a acceder al centro para ejercer su derecho" Información falsa .

Los estudios de varias décadas de leyes abortivas arrojan datos muy preocupantes sobre los efectos del aborto en las mujeres. Con un 80% de incremento en los índices de enfermedades mentales, con un aumento de tasas de suicidio, y con decenas de asociaciones dedicadas a tratar el síndrome postaborto (ignorado pòr las clínicas, que cobran su servicio y desaparecen de la vida de las mujeres). Las secuelas físicas de los abortos, a pesar de ser silenciados en medios, son también muy evidentes: dificultades en la capacidad para procrear de nuevo, infecciones, daños en el aparato reproductor, e incluso la muerte en raras ocasiones, y esto último, en clínicas "seguras" y en abortos legales.

Andrea, química de profesión, insiste en recalcar que las proclamas de estos grupos son "científicamente incorrectas", porque nadie puede "matar algo que no vive" Información falsa . El movimiento antiabortista, reflexiona, "intenta imponer ese pensamiento Adjetivo agresivo por la máxima ultracatólica Adjetivo opinativo e improcedente de que dos células equivalen a un bebé" Información falsa . En cualquier caso, la información en torno a la interrupción voluntaria del embarazo corre a cargo de las instituciones públicas: "No necesitamos que venga nadie a explicarlo". Información dudosa

Fijémonos en una química de profesión hablándonos de un hecho médico y biológico que se enseña en todas las facultades de medicina del mundo. La afirmación "matar algo que no vive" es escandalosamente falsa (es incluso ridícula viniendo de una persona supuestamente formada). Se puede optar por no considerar persona al no nacido, aunque no tenga ningún sentido, pero decir que "no vive" algo que crece y se desarrolla, y que precisamente se aborta para evitar que complete ese desarrolla, ya raya en lo surrealista. Son innumerables las declaraciones de abortistas convencidos donde admiten que hay vida, e incluso que es vida humana.

Nuevo recurso a la palabra "ultra". Donde escasean los argumentos de la razón, hay que meter elementos emocionales.

Es la ciencia, y no el movimiento antiabortista, quien ha descrito lo que sucede en la concepción humana. No son "dos células" sino un cigoto con toda la información genética necesaria para el desarrollo de ese ser humano. Curiosa declaración de una supuesta científica negando las evidencias de la ciencia médica.

También es falso que la "información sobre el aborto" (mal llamado, como eufemismo, interrupción voluntaria del embarazo) se tenga que ceñir a las instituciones públicas, como si el Estado tuviese la exclusiva informativa, educativa o de expresión. Esto sólo sucede en las dictaduras.

En Madrid son las propias clínicas las responsables de difundir el contenido que la comunidad decide incluir en dichos sobres, siempre partiendo de "información que tiene que ser objetiva, libre de prejuicios y totalmente científica". Madrid, tal como publicó Newtral, es la única región que en sus sobres incluye una relación de centros religiosos a los que pueden acudir las mujeres.

Recordemos que en el anterior párrafo ha negado una verdad científica, y ahora reclama que la información sea científica y libre de prejuicios Flagrante contradicción . La persona elegida por la periodista es el paradigma de una fuente sesgada. Obviamos la alusión a Newtral, empresa ampliamente desacreditada como "verificadora" al ser un brazo del PSOE y los medios afines Fuentes de información con sesgo sospechoso .

El acuerdo de Gobierno con Unidas Podemos recoge la necesidad de garantizar "la intimidad de las mujeres que acuden a las clínicas IVE , su integridad física y moral, así como su derecho a la libre circulación".

Ignoramos lo que se pretende decir con "garantizar la intimidad y su integridad física y moral" Verbo o expresión emocional . Daría para un artículo entero pero consideramos suficiente el análisis para dar una calificación PÉSIMA a la noticia comentada.



Penalizaciones: 127


Otros artículos


Ciudadano Crítico